Header PCFCP AFN
Header PCFCP AFN
Kit para Inseminación Artificial
Mantas Térmicas

Crecimiento y Desarrollo de los Cerdos Modernos 2

Imagen 6 Crecimiento y Desarrollo de los Cerdos Modernos

Conceptos generales del crecimiento de los huesos

 

figura 1 Crecimiento y Desarrollo de los Cerdos Modernos 2

 

figura 2 Crecimiento y Desarrollo de los Cerdos Modernos 2

 

En general todos los huesos crecen a lo largo por sus extremos y para crecer en grosor, se crean nuevas capas de hueso, justo por debajo del periostio (la membrana que recubre los huesos). El crecimiento del hueso principalmente se lleva a cabo por substitución de cartílago, por lo que al nacer el contenido de agua y proteína en los huesos es muy alto y tiende a decrecer con la edad. Esta reducción obedece a un aumento en el grado de mineralización y en menor grado, por el aumento en la cantidad de grasa presente en la sección medular del hueso (la parte cortical no acumula grasa). Una vez que el cartílago embrionario se calcifica y posteriormente es invadido por vasos sanguíneos, da inicio el proceso de osificación (crecimiento endocondral). Lo que hace que los huesos se vayan haciendo más resistentes.

 

Esta forma particular de crecimiento del hueso, hace que antes del nacimiento la proporción de células de cartílago (condrocitos) sea mayor que la de las de hueso (osteocitos), pero esta relación se invierte con el tiempo. El número total de osteocitos continua aumentando después del nacimiento y se estabiliza antes de que el animal alcance su peso maduro, lo cual implica que el esqueleto se termina de formar antes de que el animal termine de crecer.

 

Durante toda la vida del animal, los niveles de Ca y P se depositan en una proporción muy similar (2.2:1), pero su concentración en el hueso puede variar, sin embargo, la tendencia es que su concentración en el hueso puede variar, sin embargo, la tendencia es que su concentración se aumente con la edad.

 

Giles et al. (2009), mediante el uso de tomografías computarizada de rayos X en cerdos de diferente género y medidos a través del tiempo, determinó la composición estimada del cuerpo de los animales. A partir de sus datos, es posible estudiar las diferentes proporciones entre tejidos, que los cerdos guardan conforme crecen (Cuadro 1). Es posible observar que mientras más cercanos al nacimiento, la composición corporal no es diferente entre géneros, pero conforme se acercan a la madurez, las diferencias se hacen más prominentes, esto es muy notorio para hueso y grasa.

 

Mientras el peso total de los animales incrementa 3.9 veces de 40 a 155 kg. El peso del hueso se incrementó en sólo 3 veces; pero el peso de la grasa se incrementó en promedio 7.7 veces. Esto quiere decir que mientras el hueso es un tejido de crecimiento temprano, la grasa lo es de crecimiento tardío.

 

En relación al hueso, es notorio que a los 40 kg. de peso vivo casi en 11% del peso vivo está representado por hueso (incluyendo sólo hueso calcificado, sin cartílago), posteriormente a los 125 kg. de peso vivo se reduce al 9%, y a los 155 kg. el hueso representa sólo el 8.3% del peso vivo.

 

imagen nota RP 4 Crecimiento y Desarrollo de los Cerdos Modernos 2

 

A pesar de que las principales diferencias en la composición del crecimiento entre géneros se dan con la edad, lo cual es particularmente notorio en la relación grasa:magro (en el ejemplo del Cuadro 1. A los 40 kg. de peso vivo los castrados depositan 5% más de grasa que las hembras y éstas 20% más que los machos enteros; pero a los 155 kg. de peso vivo, los castrados depositan 30% más grasa que las hembras y éstas 40% más que los machos enteros), también existen diferencias en la proporción hueso:magro, la cual es cercana al 16% a los 40kg., pero en las hembras y machos se reduce linealmente hasta un 15% a los 155 kg. de peso vivo y en los castrados se aumenta hasta un 16.8%; esto aunque no la explica el autor, puediera asociarse a una menor velocidad de crecimiento y consecuentemente una mayor edad en los castrados para llegar al peso final.

 

Con la intención de generar información que sustentara la creación de modelos de crecimiento, Wagner et al. (1999) realizaron sacrificios seriales con 320 hembras y machos castrados de cinco diferentes genéticas entre los 25 y 152 kg. de peso vivo. Los animales fueron homogeneizados y su composición química se determinó; de ésta se determinó que la relación entre la cantidad de cenizas y de proteína fue del 23% y permaneció muy constante entre diferentes pesos, sexos y genéticas. Al analizar el desarrollo de las cenizas expresadas en proporción del peso vivo y del genéro (Figura 1), resulta interesante observar que de los 24 y hasta los 64 kg. de peso vivo, los machos castrados mostraron una ligera mayor proporción de cenizas en el cuerpo, pero a partir de los 84 kg., las hembras comenzaron a tener una mayor proporción de cenizas, por lo que entre los 100 y 152 kg. de peso vivo, las hembras tienen en promedio 10% más cenizas como porcentaje del peso vivo de los que tienen los castrados. Estos cambios en composición corporal, se pudieran asociar con el inicio de la pubertad y a la producción de estrógenos en las hembras.

 

Otra observación relevante del trabajo de Wagner, es el hecho de que el coeficiente de variación del porcentaje de cenizas en la canal de animales de cinco diferentes genéticas y a diferentes pesos, consistentemente fue 60% superior en los castrados que en las hembras.

 

APLICACIÓN DEL CONOCIMIENTO: "EVALUACIÓN DE UNA DIETA ADICIONADA CON 25-HIDROXICOLECALCIFEROL EN CERDAS DE REEMPLAZO"

 

INTRODUCCIÓN. En este trabajo, se estudiaron dos diferentes sistemas de alimentación de las cerdas de reemplazo (ad libitum y restringida), y dos sistemas de formulación que incluyeron el uso de niveles reducidos de Ca y P, por el uso de fitasas y la adición de 25-OH-D3 (HyD; DSM, México), sobre la solidez estructural de las cerdas y la calidad de los huesos (definida por el nivel de cenizas depositado en hueso).

 

grafico nota RP Crecimiento y Desarrollo de los Cerdos Modernos 2

 

OBJETIVO. El objetivo de este trabajo es el de evaluar dos diferentes sistemas de formulación de alimentos y dos sistemas de alimentación de cerdas de reemplazo, en función de las curva de crecimiento óseo, de crecimiento magro y de la edad y peso a la pubertad, y la tasa ovulatoria al primer servicio.

 

MATERIAL Y MÉTODOS. Se llevaron a cabo sacrificios seriados en 188 cerdas desde 56 hasta 244 días de edad, las cuales se alojaron en corrales individuales hasta los 168 días, momento en el que se trasladaron a corrales colectivos con 4 a 6 cerdas del mismo tratamiento, donde diariamente fueron expuestas a un semental.

 

El experimento se llevó a cabo en la granja experimental del CENID-Fisiología del INIFAP, en Ajuchitlán, Qro. Un total de 188 cerdas de 56 días de edad, permanecieron en el experimento hasta los 168 días de edad, alojadas en corraletas individuales (1.8 m2), con pisos de concreto (50%) y malla metálica (50%). Del día 169 al 224, las cerdas se agruparon (4 a 6) en corrales de concreto (70%), con pendiente del 7% y 30% de malla metálica. Este cambió trató de igualar las condiciones de estrés a las que son sometidas las cerdas que en la engorda son seleccionadas para formar parte del pie de cría.

 

Los tratamientos consistieron en 2 sistemas de alimentación (a libertad desde el inicio y hasta los 168 días de edad para luego restringidas a 2.5 kg./días; o restringidas a un máximo de 2.5 kg. (≈8 Mcal/días) desde los 112 días de edad y 2 niveles de HyD en la dieta (0,04 g. de 25-OH-D3 /kg. de alimento). Cada 15 días, las cerdas se pesaron u se evaluó subjetivamente las características estructurales y de la capacidad de tránsito de las cerdas (usando una escala de 9 puntos, donde uno es incapaz de moverse y 9 es libre movilidad y excelente estructura). Para establecer la curva de crecimiento óseo, se estableció un programa de sacrificios seriados a intervalos de 56 días, donde se colectó la pierna derecha, se extrajo la fíbula y se incineró (500 °C, por 40 horas) para medir la cantidad de cenizas en hueso.

 

El consumo de alimento se midió diariamente de forma individual, y el peso corporal cada 15 días. Cada vez que los animales fueron pesados, se evaluó la capacidad para caminar, la conformación y solidez estructural, las anormalidades en las pezuñas, patas y piernas de acuerdo al siguiente formato de clasificación:

 

  • Inaceptable (1-3 puntos) problemas severos de estructura que impiden al animal la crianza.
  • Buena (4-7 puntos) animales con un ligero problema de estructura y/o movimiento.
  • Excelente (8-10 puntos) no hay problemas obvios de estructura o movimiento. (Dedos de similar tamaño, adecuada distancia de zancada, flexión adecuada del corvejón y almohadilla, y movimiento natural).

 

Luego del sacrificio, la pierna derecha de cada animal se colectó, la fíbula fue disecada y una vez a peso constante, se incineró en una mufla a 500 °C por 40 horas.

 

imagen nota RP 5 Crecimiento y Desarrollo de los Cerdos Modernos 2

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN. El uso de HyD no afectó el comportamiento productivo de los animales. Esto es relevante, ya que con el uso de otros metabolitos es común encontrar problemas de intoxicación, aun a dosis muy bajas.

 

A partir del día 112 de edad en unos tratamientos, o del día 168 en otros, el consumo de alimento se restringió, cuando esto sucedió, los animales restringidos usaron de forma más eficiente el alimento. Esto sin menoscabo de la edad a primer estro.

 

El hecho de producir animales de reemplazo bajo un sistema de ligera restricción alimenticia, tiene la bondad de frenar la velocidad de crecimiento sin menoscabo de la función reproductiva. Esto es muy importante, ya que es posible producir animales con un menor requerimiento de energía para su mantenimiento. Además como se discutió previamente, animales con menor velocidad de crecimiento tienden a tener huesos más fuertes y son menos propensos a problemas de solidez estructural.

 

La evaluación de problemas estructurales y de la capacidad de tránsito de las cerdas, resultó en un efecto lineal del tiempo (P<0.001), donde la calificación de los problemas estructurales y de tránsito fue empeorando conforme los animales crecieron (Figura 2). Esto se agravó aún más, al llegar a los 168 días de edad, tiempo en el cual las cerdas se llevaron a los corrales colectivos, lo que generó una situación de estrés en los animales y representó un reto para su estructura y capacidad de tránsito. Interesantemente, bajo dichas condiciones de estrés, las calificaciones fueron superiores para las cerdas alimentadas con 250HD, lo que pareciera indicar que la respuesta a su adición en la dieta, es más notoria en condiciones de estrés. Así, la eficiencia alimenticia defirio (P<0.02) al día 228 de edad, fue 40% superior (0.151 vs. 0.211 ± 0.016) en los animales consumiendo 250HD.

 

figura 3 2 Crecimiento y Desarrollo de los Cerdos Modernos 2

 

La deposición de cenizas en la fíbula expresada como porcentaje en relación al peso del hueso (Figura 3), se redujo (P<0.1) en función de la edad de las cerdas 53.7, 52.3 y 49.8 ± 1.05 a los 112, 168 y 224 días de edad, respectivamente. Sin embargo, la reducción en el tiempo fue diferente por efecto del consumo de 250HD, cuando no se dio en la dieta, el porcentaje de cenizas en hueso bajó de 54.2, 51.7 a 49.7, y con 250HD fue de 53.1, 53.3 y 50.0 ± 1.13 para 112, 168 y 224 días de edad, respectivamente.

 

Estos resultados sugieren que 250HD podría haber aumentado la deposición de Ca y P en los huesos durante la etapa prepuberal (durante la etapa de crecimiento). Sin embargo, debido al efecto positivo que los estrógenos tienen sobre la deposición de cenizas en hueso, el efecto del 250HD no se percibe en las cenizas del hueso de las cerdas ya en etapa reproductiva.

 

CONCLUSIONES. La restricción de alimento durante el período de crecimiento y hasta la edad puberal, no alteró la respuesta productiva de las cerdas y permitió que se expresara una mayor eficiencia alimenticia.

 

Bajo las condiciones de este experimento, el uso de 250HD3 en la dieta de cerdas de reemplazo, modificó la curva de crecimiento óseo de las cerdas de reemplazo, ya que promovió una mayor deposición de cenizas en los huesos. Esto permitió que al enfrentar situaciones de estrés, estuvieran en condiciones de tener una mejor respuesta.

Fuente:  Revista Los Porcicultores y su Entorno & Razas Porcinas.

Nombre (requerido)

Email (requerido)

País (requerido)

Opinión personal

Comentarios (opcional)

Código de Seguridad
1833839399 Crecimiento y Desarrollo de los Cerdos Modernos 2

Comentarios Sociales

Publicaciones Relacionadas

CONOZCA LOS CURSOS DE PORCINOS
CONOZCA LOS CURSOS DE PORCINOS
Todo para Granjas Porcinas