Anuncios Patrocinados

Enfermedades más comunes del sistema digestivo del cerdo (1ra. parte)

Se realizó una revisión bibliográfica sobre las principales enfermedades que afectan el tracto digestivo del cerdo así como de los factores que puedan influir directa o indirectamente en el.

Se determinó que la diarrea es el paso de heces fluidas con pérdida de agua y electrolitos ocasionando deshidratación, acidosis metabólica y frecuentemente muerte del animal. Esta puede presentarse desde las 24 horas del nacimiento y estar o no acompañada de vómito.

Dentro del complejo de las diarreas del cerdo, se ha insistido en tratar de etiquetar a las diarreas de acuerdo con el microorganismo aislado o demostrado en forma directa o indirecta.

Pudimos ver que no siempre existe una correlación causa-efecto entre el agente microbiano y la manifestación de la enfermedad. La práctica laboral se realizó en la unidad porcina UEB ¨ Centro Integral Porcino ¨. Se detectó la gran incidencia que tenían los diferentes trastornos digestivos en las diferentes categorías, las cuales se presentaron por problemas de manejo e infecciones por diferentes gérmenes oportunistas, los principales agentes infecciosos presentes en la unidad son la Escherichia coli y la Brachyspira hyodisenteriae las cuales provocan severos daños tanto a la masa como a la economía del centro.

Introducción:

La porcicultura ha progresado notablemente en instalaciones, nutrición y mejoramiento genético del pie de cría. Sin embargo, existen explotaciones porcinas que al exigir un mayor rendimiento económico del cerdo, no satisfacen los requerimientos mínimos necesarios: nutricionales, sanitarios, de instalaciones y de manejo.


Te invitamos también a conocer estas publicaciones


Las enfermedades digestivas continúan siendo un importante problema económico para la industria porcina de nuestro país (Segalés, 2003).

Estas deficiencias conducen a una mayor incidencia de enfermedades infecciosas y específicamente de aquellas que suelen presentarse en las primeras fases de vida de los lechones, aún cuando al hecho que cada vez hay mayor tendencia a efectuar un destete precoz.

El mayor porcentaje de problemas en granjas de alta sanidad, libres de la mayoría de patógenos, suelen ser alteraciones digestivas, y éstas también suponen un componente importante en lo que se llama complejos de enfermedad, donde es frecuente la concomitancia de procesos respiratorios y digestivos.
Por otro lado, la interpretación lesional al realizar una necropsia no es tarea fácil, dado que los cambios post-mortem o un estado avanzado de autólisis pueden inducir a errores importantes en el establecimiento del diagnóstico anatomo-patológico, que luego se pueden traducir en tratamientos inadecuados y, por tanto, ineficaces.

Finalmente, el aparato digestivo es por definición un sistema contaminado y la interpretación del papel etiológico de un aislamiento microbiológico o de la detección de un determinado agente en el tracto digestivo estudiado también puede ser causa de confusión.

Uno de los problemas más sobresalientes que afectan a la rentabilidad de las explotaciones porcinas son los procesos gastrointestinales. El padecimiento de afecciones diarréicas en animales jóvenes y adultos supone, además de una mayor tasa de mortalidad, una menor ganancia de peso y un mayor riesgo de aparición de enfermedades respiratorias tras el destete.

La etiología de estos procesos es compleja ya que pueden intervenir agentes de naturaleza muy diversa (virus, bacterias y parásitos) cuya manifestación clínica está asociada, en muchos casos, a la presencia de múltiples factores predisponentes. Aunque la mayoría de estos microorganismos pueden afectar a cerdos de todas las edades, las infecciones de mayor repercusión en las dos primeras semanas de vida suelen estar causadas por Escherichia coli, Clostridium perfringens, rotavirus y el coronavirus de la gastroenteritis transmisible.

Con la privación de los anticuerpos calostrales y el cambio de alimentación asociado al destete, adquieren una mayor relevancia los procesos ocasionados por salmonelas y E. coli (enfermedad de los edemas), mientras que en el período de cebo las pérdidas más importantes son las ocasionadas por procesos diarreicos subagudos o crónicos, tales como la enteropatía proliferativa porcina y la disentería hemorrágica (Arenas, et al., 1996).

La capacidad del cerdo para convertir material vegetal y algunos subproductos animales en alimentos para humanos de alta calidad y palatabilidad es mundialmente reconocida. El primer paso en el proceso de conversión incluye la ingestión y digestión de los alimentos por el tracto digestivo. Además de garantizar la eficiente absorción y procesamiento de los nutrientes, líquidos y electrolitos, el tracto digestivo tiene que mantener una barrera protectiva y prevenir el paso incontrolado de macromoléculas y agentes infecciosos. Las anormalidades en el sistema digestivo frecuentemente causan pérdidas financieras debido a reducción en la eficiencia o muerte (Carvajal, 2006).

Los trastornos digestivos son de vital importancia dada la prevalencia que mantienen en nuestras unidades donde los daños son sumamente graves, siendo una problemática para la ganadería hoy ya que son causados por diferentes etiologías.

El objetivo de la práctica laboral fue desarrollar habilidades en la crianza de cerdos que nos permita en un futuro desarrollar o establecer sistemas de crianza eficaces, además se realizó una revisión bibliográfica de las principales enfermedades del tracto digestivo, haciendo énfasis en los diferentes esquemas de tratamiento, diagnóstico y factores predisponentes que las desencadenan, debido a la vigencia e importancia que presentan estas patologías en la producción porcina.

Factores predisponentes o circunstancia que favorecen la aparición de una enfermedad intestinal:

Ausencia de protección contra la infección (inmunidad):

Las inmunoglobulinas o anticuerpos, es decir, los cuerpos proteicos que son los portadores de la inmunidad contra el contagio están alojados en la mucosa intestinal e impiden la adherencia o penetración de agentes patógenos (Eich, 1990).

Generalmente las vacunas preventivas que se administran por vía parenteral provocan en la corriente sanguínea anticuerpos identificados que no otorgan protección contra las enfermedades intestinales, las vacunas orales son generalmente más específicas. Aunque actualmente existen vacunas de diversos tipos (parenteral u oral) e incluso la combinación de ambas. Importante la vía parenteral en la cerda 6 semanas antes del parto para inducir la producción de anticuerpos en suero que se transmiten al lechón (Eich, 1990).

El calostro es una inmunidad pasiva donde se recibe los anticuerpos del exterior, los cerdos nacen totalmente desprotegido, por lo que la primera y más importante administración de anticuerpo al lechón se produce a través del calostro. Tres horas después del parto los lechones solo asimilan el 50% de los anticuerpos del calostro, es decir, la capacidad de absorción del intestino disminuye un 50% cada tres horas. Por todo esto es importante que las cerdas tengan suficientes oportunidades para crear su inmunidad activa antes de que se incorporen a la maternidad (Eich, 1990).

Actividad alterada del intestino:

− Estrés: El estrés producirá una disminución del consumo de pienso, por lo que deberán formularse dietas más nobles, en aspectos como: apetecibilidad, digestibilidad, higiene, ausencia de factores antinutricionales, presentación, etc. (Eich, 1990).
− Cambios bruscos de alimentos.
− Sobrealimentación.
− Alimentos estropeados.

Todo esto provoca en los animales atonía, mala absorción, toxinas y sustancias osmóticas (Eich, 1990).

Errores de alimentación como causas de diarreas en lechones:

a) En la cerda antes del parto.
· Exceso de energía, calostro de mala calidad, falta de proteínas y déficit de calcio y fósforo.
· Déficit de vit. A o Caroteno.
· Carencia de B12 y manganeso (lechones débiles, incapaces de absorber leche y calostro).
· Ausencia de contacto de las gestantes en la celda de parto.

b) Cerda después de parto.
· Aumento en el consumo de pienso y leche por la cría.
· Cambio de pienso, en cual provoca variaciones en la composición de la leche.
Mucha energía y poca proteína las cuales aumentan la grasa de la leche y favorece la diarrea (Eich, 1990).

Errores en la alimentación de los lechones:

a) Composición del pienso.
· Exceso de proteína bruta (22 – 25%), y baja fibra bruta (<3%).
· Contenido excesivo de azúcar.
· Escasez de nutrientes.

b) Calidad del pienso.
· Pienso infestado por hongos y ácaros.
· Harina de pescado contaminada (Salmonelas) o mucha sal.
· Leche magra.
· Excesivo contenido de polvo (inflamación de la mucosa gástrica)

c) Técnica de alimentación.
· Alimentación adicional tardía, sobre todo en cerdas de poca producción (exceso de consumo si esta ad libitum).
· Cambio brusco de pienso de inicio a engorde.
· Sobrealimentación después del destete, en especial a lechones que habían consumida poco alimento adicional.
· Alimento adicional insuficiente que provoca consumo de cama (paja de arroz, viruta).
· Acceso al comedero de la cerda.
· Deficiente limpieza de los comederos.
· Administración insuficiente de agua.
· Mala calidad del agua (Eich, 1990).

Influencia del procesado de ingredientes y piensos terminados sobre la productividad en monogástricos.

El procesado de ingredientes y piensos terminados es una práctica común de la industria de piensos compuestos por sus efectos beneficiosos sobre la productividad. Los procesos tecnológicos más utilizados son la molienda, el granulado y el procesamiento térmico a altas temperaturas (>90 ºC). La aplicación de estas técnicas afecta la fisiología digestiva y la composición de la microflora intestinal y por tanto a la productividad. Parte del problema radica en que los efectos de estos factores tecnológicos están interrelacionados y dependen de la composición del pienso y de la edad y el estatus sanitario de los animales (Mateos; García y Piqueras, 2005).

Continuamos en Enfermedades más comunes del sistema digestivo del cerdo (2da. parte)

Fuente:  Razas Porcinas.


Síguenos en Facebook y Twitter para estar informado de la última hora en #PORCICULTURA:

No olvides comentar, así sabemos tu opinión al respecto

Comentarios. Sumate a #RedesPorcinas con tus comentarios.


Puedes enviar un comentario privado sobre el artículo que acabas de ver (con gusto será leído!)

Nombre (requerido)

Email (requerido)

País (requerido)

Opinión Personal

Comentarios (opcional)

Código de Seguridad

Recibe la Actualidad y lo más relevante del Sector Porcino en tu Mail

*Datos solicitados (y reservados) solo para los fines indicados de entregar boletines informativos de su interés a la casilla de mail.

Pin It on Pinterest

Comparte Esto