¿Cuáles son los factores claves para que la cerda tenga una adecuada adaptación?

Todas las explotaciones porcinas requieren del ingreso periódico de cerdas de reemplazo, en este caso de hembras, debido a la mortalidad o al cierre del ciclo de vida productiva y a la implementación de programas de mejoramiento genético. Una de las ventajas es que reduce los costos por cada lechón producido.

“Estos animales son el futuro de la granja y requieren de un tratamiento especial, tanto desde el punto sanitario, como de manejo. Por eso, es importante evitar el ingreso de enfermedades a la granja, diseñar una cadena de prevención de las mismas, mantener la producción y la sanidad del animal al nivel más eficiente posible”, afirmó Camilo Sánchez Ávila, coordinador técnico de Cerdos del Valle, Cervalle S.A.

El médico veterinario también manifestó cuáles son esas razones por las cuales son importantes las hembras de reemplazo en el sector porcino. Destacó el aumento del porcentaje de partos en la granja y la cuota de servicios semanales, para lograr la estabilidad del flujo animal y las ventas.

Una hembra con buen desempeño en su primer parto, por lo general, tendrá un buen desempeño en el resto de su vida productiva; manejarlas bien permite tener una mayor tasa de retención dentro de la granja, además, hay implicaciones económicas como menor costo por lechón producido”, añadió el coordinador técnico de Cervalle S.A.

Por ello, es clave que usted como productor verifique las garantías al momento de adquirir hembras de reemplazo como la genética, el estatus sanitario de la granja de origen del animal, la adaptación a las condiciones ambientales en la nueva granja y también establecer un programa de manejo sanitario, teniendo en cuenta aquel que el productor anterior implementó.

“Para tener la máxima expresión del potencial genético de cada animal, también es vital saber el manejo productivo y reproductivo que este tuvo en la granja de donde proviene y que estas desarrollen su sistema inmune, dado que la introducción de hembras de reemplazo es posiblemente la principal causa de desequilibro patológico de las granjas”, amplió el experto.

Entonces, una vez se determina qué hembras de reemplazo va a adquirir, lo ideal es llevar a cabo las pruebas correspondientes para descartar enfermedades. Luego de obtener una respuesta satisfactoria, los animales se deben aislar en la nueva granja, con el fin de que se adapten a las condiciones climáticas y se identifiquen signos clínicos que pudieran estar relacionados con alguna enfermedad.

“El manejo sanitario de las hembras de reemplazo en la actualidad se ha convertido en un proceso imprescindible para mantener la estabilidad productiva y sanitaria de las explotaciones porcícolas.Los procesos a seguir pueden ser muy distintos, pero las bases de los mismos deben tener objetivos comunes como una correcta elección del material infectivo para realizar la adaptación, un adecuado plan vacunal acorde con los requerimientos sanitarios de la explotación, y la realización de la adaptación en condiciones de aislamiento y durante el periodo de tiempo idóneo en la cuarentena”, puntualizó el vocero de la entidad.

Fuente: Contextoganadero.com & Razas Porcinas.


Síguenos en Facebook y Twitter para estar informado de la última hora en #PORCICULTURA:

No olvides comentar, así sabemos tu opinión al respecto


      Razas Porcinas - Cría y Producción Porcina y de Carne
      Logo
      Registrar una cuenta nueva
      Ingresa / Registrate
      Restablecer la contraseña