Los países se movilizan para hacer frente a la resistencia a los antimicrobianos

Los países están tomando medidas importantes para combatir la resistencia a los antimicrobianos, pero aún existen lagunas que requieren medidas urgentes, según un informe publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe analiza los progresos realizados en 154 países y revela grandes discrepancias. Algunos, entre ellos mucho países europeos, llevan más de 40 años luchando contra la RAM (resistencia a los antimicrobianos) en los sectores de la salud humana y animal. En otros, las medidas para contener esta amenaza son de inicio reciente. Los progresos en la elaboración y aplicación de planes son mayores en los países de ingresos altos que en los de ingresos bajos, pero todos pueden seguir mejorando. Ningún país declara disponer de una capacidad suficiente y sostenida en todas las áreas.

En el informe se aborda la vigilancia, la educación, el seguimiento y la regulación y el uso de los antimicrobianos en la salud humana, la sanidad animal y los animales destinados a la producción de alimentos, así como en las plantas y el medio ambiente, tal como se recomienda en el Plan de Acción Mundial sobre RAM publicado en 2015.

Entre los resultados prometedores destaca que 105 países dispongan de un sistema de vigilancia para notificar las infecciones fármacorresistentes en los humanos y que 68 tengan un sistema de seguimiento del consumo de antimicrobianos. Además, 123 países refirieron disponer de políticas de regulación de la venta de antimicrobianos y exigir prescripción para su uso humano, medida que es fundamentel para hacer frente al abuso y al uso indebido de estos fármacos.

Sin embargo, la aplicación de estas políticas es variable, y se siguen vendiendo medicamentos no regulados en lugares como los mercados callejeros, sin limitaciones a su uso. También es frecuente que se vendan sin receta, lo que pone en riesgo la salud humana y animal y puede contribuir a la aparición de RAM.

El informe señala áreas, particularmente en los sectores animal y alimentario, en los que son urgentes más medidas e inversiones. Por ejemplo, solo 64 países han referido seguir las recomendaciones de la FAO, la OIE y la OMS para limitar el uso de antimicrobianos de importancia crítica a fin de estimular el crecimiento de los animales destinados a la producción de alimentos. De ellos, 39 son países de ingresos altos y la mayoría pertenece a la Región de Europa de la OMS. En cambio, solo 3 países de la Región de África y 7 de la Región de las Américas han adoptado esta importante medida para reducir la aparición de RAM.

Solo 67 países refirieron disponer al menos de leyes para controlar todos los aspectos de la producción, autorización de comercialización y distribución de antimicrobianos destinados a los animales.

Sin embargo, 56 señalaron bien que carecían de políticas o leyes nacionales sobre la calidad, seguridad y eficacia de los antimicrobianos utilizados para la salud animal o vegetal y sobre su distribución, venta o uso, bien que no estaban en condiciones de afirmar que hubieran puesto en práctica esas políticas.

También hay una considerable falta de medidas y de datos en los sectores medioambiental y de la salud vegetal. Aunque 78 países disponen de reglamentaciones para evitar la contaminación medioambiental en general, solo 10 de ellos refieren contar con sistemas integrales para garantizar el cumplimiento de las normas relativas a la gestión de todos los desechos, y en particular de las que restringen el vertido de residuos de antimicrobianos en el medio ambiente. Esto es insuficiente para proteger al medio ambiente de los peligros relacionados con la producción de antimicrobianos.

«Este informe muestra el impulso cada vez mayor que está teniendo a nivel mundial la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos», dice el Dr. Ranieri Guerra, Subdirector General de la OMS para Resistencia a los Antimicrobianos. «Pedimos a los gobiernos que asuman compromisos duraderos en todos los sectores —salud humana, animal y vegetal y medioambiente— pues de lo contrario nos arriesgamos a perder estos valiosos medicamentos.»

«El apoyo a los países de ingresos bajos y medios para que sigan las orientaciones con respecto al uso responsable y prudente de los antimicrobianos en los animales es una prioridad urgente», dice el Dr. Matthew Stone, Director General Adjunto de la OIE. «La aplicación de las normas internacionales pertinentes de la OIE, la existencia de una legislación nacional apropiada y el fortalecimiento de los servicios veterinarios son esenciales para ayudar a las partes interesadas en la sanidad animal a que contribuyan al control de la amenaza que supone la resistencia a los antimicrobianos.»

«La FAO se felicita de que muchos países estén adoptando medidas concretas para conseguir un uso responsable de los antimicrobianos en la agricultura», dice Maria Helena Semedo, Directora General Adjunta de la FAO. «No obstante, los países deben seguir esforzándose por reducir el uso excesivo y no reglamentado de estos fármacos en el sector agrícola. En particular instamos a los países a que abandonen progresivamente el uso de antimicrobianos para estimular el crecimiento de los animales terrestres y acuáticos destinados a la producción de alimentos.»

Con los datos de esta encuesta y de otras fuentes, el Tripartito (FAO, OIE y OMS) sabe que 100 países ya tienen planes de acción nacionales sobre la RAM y que otros 51 los están elaborando, aunque hay que seguir trabajando para garantizar que se pongan en práctica.

Solo 53 países refieren tener en pleno funcionamiento un grupo de trabajo multisectorial, aunque otros 77 ya lo han creado. Solo 10 países refieren haber determinado la financiación necesaria para todas las medidas recogidas en su plan, y muchos países de ingresos bajos y medios podrían necesitar asistencia para el desarrollo a largo plazo a fin de ejecutar sus planes de forma eficaz y sostenible.

Un dato positivo es que entre los países con mayor producción aviar, porcina y vacuna que respondieron a la encuesta, 9 de 10, han elaborado como mínimo un plan de acción nacional, y la mayoría de ellos disponen de un mecanismo de seguimiento del plan.

Información sobre la encuesta

La encuesta mundial tripartita sobre los progresos de los países en la lucha contra la RAM se enmarca en la aplicación del Plan de Acción Mundial sobre RAM, que fue aprobado en 2015 por los Estados Miembros de la FAO y la OMS, y por los Países Miembros de la OIE.

La encuesta es realizada y publicada conjuntamente por las tres organizaciones, y en el informe se analizan los datos de las encuestas de dos años.

A la encuesta de 2018 respondieron 154 países de los 194 Estados Miembros de la OMS contactados. Las respuestas de todos los países en los dos años están publicadas en una base de datos de libre acceso, con lo que se posibilita que sean examinadas en los países con la sociedad civil y otras partes interesadas.

Para más información véanse la base de datos y el informe: http://www.who.int/antimicrobial-resistance/global-action-plan/database/en/

¿Qué es la resistencia a los antimicrobianos?

La RAM se produce cuando los microorganismos (bacterias, hongos, virus y parásitos) sufren cambios al verse expuestos a los antimicrobianos (antibióticos, antifúngicos, antivíricos, antipalúdicos o antihelmínticos, por ejemplo). Los microorganismos resistentes a la mayoría de los antimicrobianos se conocen como ultrarresistentes. Como resultado, los medicamentos se vuelven ineficaces y las infecciones persisten en el organismo, lo que incrementa el riesgo de propagación a otras personas.

¿Por qué es motivo de preocupación mundial?

Están apareciendo nuevos mecanismos de resistencia que se propagan a nivel mundial y ponen en peligro nuestra capacidad para tratar enfermedades infecciosas comunes, con el consiguiente aumento de la discapacidad y las muertes, y la prolongación de la enfermedad.

Sin antimicrobianos eficaces para prevenir y tratar las infecciones, intervenciones como el trasplante de órganos, la quimioterapia del cáncer, el tratamiento de la diabetes o la cirugía mayor (por ejemplo, las cesáreas o las prótesis de cadera) se convertirán en procedimientos de muy alto riesgo.

La RAM aumenta el costo de la atención sanitaria por la mayor duración de las hospitalizaciones y la necesidad de una atención más intensiva.

La RAM está poniendo en riesgo los logros de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

¿Qué factores aceleran la aparición y propagación de la RAM?

La RAM es un fenómeno que aparece de forma natural con el tiempo, generalmente por modificaciones genéticas. Sin embargo, el proceso se ve acelerado por el mal uso y el abuso de los antimicrobianos. En muchos lugares hay un abuso y mal uso de los antibióticos tanto en las personas como en los animales, y es frecuente que se administren sin supervisión de un profesional.

Como ejemplos de uso incorrecto se pueden citar su administración para tratar infecciones víricas (como los resfriados o la gripe), su uso como estimulantes del crecimiento de animales o para prevenir enfermedades en animales sanos.

Los microbios resistentes a los antimicrobianos están presentes en las personas, los animales y el medio ambiente (agua, suelo y aire). Estos pueden transmitirse de persona a persona o entre las personas y los animales, inclusive a través de la alimentación de origen animal. El mal control de las infecciones, las condiciones sanitarias deficientes y la manipulación inadecuada de los alimentos fomentan la propagación de la RAM.

Fuente: who.int – Razas Porcinas.


Síguenos en Facebook y Twitter para estar informado de la última hora en #PORCICULTURA:

No olvides comentar, así sabemos tu opinión al respecto


Comparte Esto
Razas Porcinas - Cría y Producción Porcina y de Carne
Logo
Registrar una cuenta nueva
Ingresa / Registrate
Restablecer la contraseña

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios y continuar navegando por el sitio aceptas el uso que hacemos de las cookies (considere que si continua en está página, acepta el uso que le damos a las "Cookies"). Más Información

Sobre las Cookies

Es una pequeña información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario, de manera que el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario. Sus principales funciones son: 1)- Llevar el control de usuarios: cuando un usuario introduce su nombre de usuario y contraseña, se almacena una galleta para que no tenga que estar introduciéndolas para cada página del servidor. Sin embargo, una galleta no identifica a una persona, sino a una combinación de computadora de la clase de computacion-navegador-usuario. 2)-Conseguir información sobre los hábitos de navegación del usuario. intentos de spyware (programas espía), por parte de agencias de publicidad y otros. Esto puede causar problemas de privacidad y es una de las razones por la que las cookies tienen sus detractores.

Razas Porcinas no se responsabiliza del contenido y veracidad de las políticas de privacidad de cookies de terceros, ni garantiza el correcto funcionamiento del portal en caso de desactivación global de las cookies.

Cerrar Esta Aviso