Peste Porcina Africana: la gestión de riesgo debe centrarse en la prevención.

Una de las principales misiones de la OIE es garantizar la transparencia de la situación zoosanitaria en el mundo, incluyendo las zoonosis. Esta situación fue presentada a la 86.a Sesión General de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) a partir de los informes transmitidos por los Países Miembros de la OIE, así como por países no miembros, entre el 1 de enero de 2017 y el 6 de mayo de 2018.

La situación mundial de la peste porcina africana (PPA) es objeto de preocupación para numerosas regiones en el mundo debido a la situación epizoótica actual que causa pérdidas sustanciales y barreras sanitarias para el comercio de animales y de sus productos. Puesto que no existe ninguna vacuna contra la peste porcina africana y no hay perspectivas de ello en un futuro cercano, la gestión del riesgo debe centrarse en la prevención de la enfermedad mediante la disminución del riesgo de introducción del virus y la exposición a fuentes potenciales, al igual que en la implementación de procedimientos adecuados de bioseguridad.

Países que recibieron reconocimientos

En la 86a Sesión General de la OIE, Argentina, Bulgaria y Costa Rica recibieron el reconocimiento de “libres de la peste porcina clásica“.Además, Perú y Surinam fueron reconocidos oficialmente “libres de la fiebre aftosa sin vacunación” y una zona en Brasil y otra en Taipéi Chino, oficialmente libres de “fiebre aftosa con vacunación”.

Madagascar, Perú y Uruguay obtuvieron el estatus de “libres de la PPR”.  A Nicaragua se le reconoció el estatus “de riesgo insignificante de FEB”.

Este año, no se validó ningún programa de control.

La fiebre aftosa sigue siendo una de las enfermedades más declarada a nivel mundial.

La fiebre aftosa (FA) sigue siendo una de las tres enfermedades de la lista de la OIE más frecuentemente notificada durante 2017 y principios de 2018. La presencia de esta enfermedad fue declarada, bajo la forma de cinco serotipos distintos, en el 34 % de los 184 países y territorios que realizan la notificación de enfermedades.

La tuberculosis bovina, zoonosis causada por Mycobacterium bovis, se ha controlado o erradicado con éxito en los animales domésticos en varios países. Sin embargo, la enfermedad sigue siendo prevalente en los animales domésticos o silvestres en ciertas partes de África, y de Asia y el Pacffico, al igual que en algunas regiones de las Américas y Europa.

En 2017 y principios de 2018, se notificó la presencia de la enfermedad en el 43 % de los países y territorios que notifican, encontrándose distribuida en todas las regiones del mundo. La OIE lanzó una hoja de ruta contra la tuberculosis zoonótica en 2017 para ayudar a erradicarla.

La influenza aviar de alta patogenicidad (IAAP) en aves muestran una mayor propagación entre 2017 y 2018 con grandes variaciones en el comportamiento del virus.. Un 40% de los países han notificando la presencia de la enfermedad desde la crisis de 2006.

La dermatosis nodular contagiosa (DNC) se ha propagado de manera significativa. En los últimos años ha aparecido en países nunca antes afectados, en particular en Europa, considerada ahora como una nueva región afectada por esta enfermedad, además de las regiones tradicionales como África y Oriente Medio. Las estrategias de control y prevención en las zonas recientemente  afectadas han demostrado ser efectivas, puesto que ningún nuevo país ha notificado la aparición de la enfermedad durante el período 2017-2018.

La peste de pequeños rumiantes (PPR) es una de las enfermedades prioritarias del GF-TADs (Programa Global para el Control Progresivo de las Enfermedades Transfronterizas de los Animales de la FAO y la OIE).  En el 2015, se adoptó una estrategia mundial para su control y erradicación para el año 2030. Desde entonces, nuevos países han declarado brotes de la enfermedad.

La rabia continúa amenazando la salud del hombre y la sanidad de los animales. En particular, la rabia transmitida al hombre por los perros cuesta la vida de miles de personas, principalmente en África y Asia, incluso cuando la enfermedad es completamente evitable. Una estrategia mundial para la erradicación de la rabia transmitida al hombre por los perros fue lanzada en 2017, bajo la iniciativa “Unidos contra la rabia”.
Se trata de una colaboración entre cuatro organizaciones: la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Alianza Mundial para el Control de la Rabia (GARC). Entre 2017 y principios de mayo de 2018, se notificó la presencia de la enfermedad en el 57 % de los 183 países y territorios que transmitieron información a la OIE.

Una enfermedad emergente en los animales acuáticos: la enfermedad del virus de la tilapia del lago. Esta enfermedad ha causado altos índices de mortalidad que alcanzan el 70 % en la tilapias de cría y en poblaciones silvestres en los últimos años, en numerosas regiones del mundo.
En 2017 y principios de 2018, seis países y territorios de las Américas, Asia y Oriente Medio notificaron nuevos brotes de esta enfermedad, lo que representa un importante riesgo para el sector de producción de tilapias, en rápido crecimiento a nivel global.

Fuente: OIE – Razas Porcinas.


Síguenos en Facebook y Twitter para estar informado de la última hora en #PORCICULTURA:

No olvides comentar, así sabemos tu opinión al respecto


      Razas Porcinas - Cría y Producción Porcina y de Carne
      Logo
      Registrar una cuenta nueva
      Ingresa / Registrate
      Restablecer la contraseña