Utilización de enzimas digestivas en dietas basadas en maíz y soya

La inclusión de núcleos que contienen enzimas en dietas basadas en maíz, soya y subproductos del trigo, mejoró los rasgos de comportamiento de cerdos en crecimiento-ceba.

Para este trabajo se utilizaron 200 cerdos del cruce YL x CC21 machos castrados y hembras (1:1) con un peso vivo promedio de 25.0 kg y 75 días de edad. Los animales fueron distribuidos de acuerdo a un diseño de bloques al azar en dos tratamientos experimentales para estudiar el efecto de la utilización de núcleos que contienen enzimas digestivas sobre el comportamiento animal. Los tratamientos consistieron en un control a partir de una dieta isoproteica basada en maíz, soya y subproductos de trigo y un segundo tratamiento experimental donde se suministró a los animales la misma dieta con la inclusión de núcleos de enzimas. Los núcleos de enzimas digestivas fueron proporcionados por la compañía DSM de México.

El peso al sacrificio fue significativamente superior (P<0.001) cuando se incluyó el núcleo con enzimas en la dieta (102.85-111.35 kg) y el consumo de alimento diario no difirió (2.68-2.70). Hubo diferencias significativas (P<0.001) entre los tratamientos en la ganancia de peso (g/día) y las conversiones alimentarias (kg alimento/kg ganancia) a favor del tratamiento experimental con valores de 706-781 y 3.80-3.46 respectivamente.

Se concluye que la inclusión de núcleos que contienen enzimas en dietas basadas en maíz, soya y subproductos del trigo, mejoró los rasgos de comportamiento de cerdos en crecimiento-ceba y se puede considerar como una opción en las condiciones en que se desarrolla el programa de alimentación en nuestro país para cerdos de esta categoría.

INTRODUCCIÓN

En Cuba, las investigaciones sobre la utilización de enzimas exógenas en la alimentación de los cerdos han sido muy escasas. El uso eficaz de cualquier enzima conlleva al conocimiento de cuatro conceptos básicos (Cuarón et al 2009), son proteínas con una actividad específica, con la función de hidrolizar un sustrato en particular, por lo que si el sustrato no está presente no habrá respuesta y si la concentración de este es baja puede que no se manifieste su efectividad. Tienen condiciones particulares de trabajo: PH, temperatura, humedad y presencia de iones. Las enzimas más efectivas para mejorar la productividad animal son las que complementan la actividad enzimática propia de su organismo. Los efectos indirectos (de digestibilidad asociativa) pueden ser más relevantes que los directos.

La aplicación de enzimas en la nutrición de los cerdos ha estado enfocada en los fitatos y polisacáridos no amiláceos que contienen los granos de los cereales (Soria et al 2009). A pesar que por su inmadurez digestiva, enzimática y poca capacidad fermentativa de los lechones, es frecuente el uso de enzimas en los primeros alimentos de los cerdos. Sin embargo los mejores resultados técnicos-económicos han sido en animales en crecimiento-ceba, porque las dietas que consumen, contienen mayores niveles de sustratos como subproductos del trigo, cebada y otros, útiles para la acción de las enzimas llamadas PNA que actúan sobre los polisacáridos no amiláceos (Kim et al 2003).

Esta situación ha incentivado a algunos países en la búsqueda de estrategias de alimentación basadas en la utilización de enzimas en la alimentación porcina, por lo que se consideró de interés estudiar la eficacia zootécnica de la utilización de un núcleo que contiene enzimas digestivas en las dietas destinadas a los cerdos en las fases de crecimiento-ceba.

MATERIALES Y MÉTODOS

Se utilizaron 200 cerdos híbridos YL x CC21 machos castrados y hembras (1:1) de 75 días de edad y 25 kg de peso vivo promedio. Los animales fueron alojados en colectivo en naves abiertas, y distribuidos de acuerdo a un diseño de bloques al azar, en dos tratamientos experimentales para estudiar el efecto de la utilización de núcleos que contienen enzimas en dietas basadas en maíz y soya destinadas a cerdos en crecimiento-ceba sobre el comportamiento animal. Los tratamientos consistieron en un control a partir de una dieta isoproteica basada en maíz, soya y subproductos de trigo y un segundo tratamiento experimental donde se suministró a los animales la misma dieta con la inclusión de núcleos de enzimas.

El alimento se ofertó dos veces al día en horario de 8:30 am y 2:00 pm. Diariamente se pesó el sobrante para controlar el consumo de la dieta. El consumo de agua fue ad libitum, mediante bebederos automático tipo tetinas. Los animales se pesaron cada 14 días hasta los 110 días de prueba. Para el estudio de los rasgos de comportamiento de los animales se tuvieron en cuenta los indicadores de peso inicial, peso final, ganancia media diaria, consumo promedio diario y conversión alimentaria.

Los análisis bromatológicos de los alimentos se realizaron según Mederos et al (1995) y las tablas brasileñas de composición de alimentos y requerimientos nutricionales de aves y cerdos (Rostagno 2005).

Los datos fueron procesados mediante ANOVA simple en el que se consideró el tratamiento como única fuente de variación a partir del paquete estadístico Startgrafics (2000). En caso de existir diferencia entre las medias se aplicó la prueba de Tukey (Steel y Torrie 1985).

RESULTADOS Y DISCUSIÓN 

En la tabla 1 aparecen los rasgos de comportamiento de los cerdos. Se encontraron diferencias significativas (P<0.001) entre los tratamientos en relación a los pesos finales, la ganancia media diaria y las conversiones alimentarias, a favor del tratamiento experimental.

Tabla 1. Rasgos de comportamiento de los cerdos.

Indicadores Tratamientos EE±
Control Experimental
Peso inicial, kg. 25.20 25.40 0.50
Peso final, kg. 102.85 111.35 2.95***
Días en prueba 110 110
GMD1
, g/día
706 781 19.3***
CPD, kg 2.68 2.70 0.04
C.A, kg alimento/kg ganancia 3.80 3.46 0.18***

***P<0.001
1GMD, CPD y C.A expresan ganancia media diaria, consumo promedio diario y conversión alimentaria.

Los resultados obtenidos en los principales rasgos de comportamiento pudieron estar dados por la incorporación de enzimas en la ración de los animales, lo que mostró un mejor aprovechamiento de la energía de la dieta y mejor digestibilidad de los nutrientes que, de acuerdo con Ramírez et al (2007), permite al incremento del ritmo de crecimiento de los animales.

La inclusión de núcleos que contienen enzimas en dietas basadas en maíz, soya y subproductos del trigo, mejora los rasgos de comportamiento de cerdos en crecimiento-ceba y puede considerarse una opción en las condiciones en que se desarrolla el programa de alimentación porcina en nuestro país en esta categoría.

REFERENCIAS

Cuarón, J.A., Gómez, S. y Braña, D. 2009. Evaluación de enzimas en dietas para cerdos con sentido práctico (Capitulo 5). En: Estrategias para el uso eficiente de materias primas en porcicultura. Centro Nacional de Investigación Disciplinaria en Fisiología y Mejoramiento Animal. Querétaro, México. Libro Técnico No 1, p 131-163.

Kim, S.W., Knabe, D.A., Hong, K.J. y Easter, R.A. 2003. Use of carbohydrases in corn-soybean mealbased  nursery diets. Journal of Animal Science, 81:2496-2504.

Mederos, C.M., Ly, J. y Martínez, R.M. 1995. Metodología para la evaluación de alimentos para cerdos. Instituto de Investigaciones Porcinas. La Habana, pp 77.

Ramírez, L.M., Gómez, R.S., Mariscal, L.G., Braña, V.D. y Cuarón, J.A. 2007. La adición de enzimas a las dietas de cerdos es efectiva cuando los ingredientes aportan los sustratos, pero no cuando provienen de maíz seco de destilería con solubles. Memorias del XIII Congreso Bienal AMENA, p 184-190.

Rostagno, H.S., Texeira, L.F., Lopez, J., Cezar, P., de Oliveira, R.F., Clementino, D., Soares, A. y de Toledo, S.L. 2005. Tablas brasileñas para aves y cerdos (Segunda edición). En: Composición de alimentos y los suplementos vitamínicos y minerales (Capítulo 1). Universidad Federal de Viçosa Departamento de Zootecnia, Brasil, p 17–72.

Soria, A.I., Mariscal, G., Gómez, S. y Cuarón, J.A. 2009. Efecto de la adición de enzimas fibrolíticas y una fitasa para cerdos en crecimiento sobre la digestibilidad de nutrientes. Técnica Pecuaria en México, 47(1):1-14.

Statgraphics. 2000. Statgraphics Plus para Windows 5.1 Statistical Graphics Corporation.

Steel, R.G.D. y Torrie, J.H. 1985. Bioestadística: principios y procedimientos. Segunda edición. Mc-GrawHill. Bogotá, pp 622.

Fuente: J.L. Piloto, R. Almaguer y Yusimy Camino – IIP & Razas Porcinas.


Síguenos en Facebook y Twitter para estar informado de la última hora en #PORCICULTURA:

No olvides comentar, así sabemos tu opinión al respecto


Comparte Esto
Razas Porcinas - Cría y Producción Porcina y de Carne
Logo
Registrar una cuenta nueva
Ingresa / Registrate
Restablecer la contraseña